Primera entrevista a Policarpo Sánchez tras superar el COVID 19 y estar a punto de morir.

“Ha sido muy duro, te lo confieso, pero gracias a Dios y al trabajo espléndido de un grupo de profesionales sanitarios formidables, capaces y valientes que arriesgaban sus vidas para salvar la mía y la de otros, que nunca se rindieron, he conseguido salir adelante y, aunque la piel me cuelga de los huesos (he adelgazado mucho y perdido casi toda la masa muscular), casi no puedo andar ni manejarme solo y apenas me sale la voz de la garganta, puedo decir que ¡estoy vivo!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *